جستجو

  • 3423

CinFEN no cataloga a bitcoin cómo dinero propiamente dicho, sino como “un negocio de servicios de dinero” que tiene un equivalente en la moneda fiat. Aunque estas iniciativas no aceptan completamente la naturaleza conceptual de las monedas digitales, son una apertura a la normalización de su uso y a la familiarización de su funcionamiento.

Esta posibilidad se ha dibujado en el horizonte jurídico estadounidense gracias también a una reciente disposición institucional de aprender más sobre las criptomonedas, permitiendo que un mayor número de personas depositen su confianza en el dinero criptográfico.

De esta manera, bitcoin ha recorrido una larga y contradictoria ruta legal entre el poder estatal y regional de los Estados Unidos con el fin de ganarse un puesto en las finanzas nacionales, hoy en CriptoNoticias repasaremos los hechos de mayor importancia legal en los últimos tres años:

Un año difícil para Bitcoin

Entre una creciente estigmatización y medidas regulatorias severas, el año 2015 fue el período el más contraproducente para la criptomoneda y el que ha traído mayores trabas legales a inversores y casas de cambio de Estados Unidos.

Con el caso de Silk Road todavía muy reciente por la condena de Ross Ulbricht a cadena perpetua, explotó otro escándalo que hundió a Bitcoin en el mundo de la corrupción. Anthony R. Murgio y Yuri Lebedev, ejecutivos de la extinta casa de cambio Coin.Mx, fueron arrestados el 21 de julio del 2015 por manejar servicios de intercambio de bitcoin sin licencia alguna bajo el nombre de una empresa de maletín.

Benjamin Lawsky ahora trabaja como consultor legal de la BitLicense.

Este revuelo, en conjunto con otros movimientos legales, creó el ambiente para la aplicación de una de las medidas regulatorias a bitcoin más criticada en los últimos tiempos: la Bitlicense. Benjamin Lawsky, Superintendente de Servicios Fiscales de Nueva York, realizó una investigación de más de dos años en el sector de las criptomonedas con tal de crear un mecanismo legal que protegiese las inversiones de los clientes aplicando un conjunto de normativas anti-lavado de dinero, reglas de ciberseguridad y protección de identidad de los usuarios en el estado que crearon el mayor éxodo de casas de cambio de la historia.

La Bitlicense constituyó una batalla entre el poder regional y las casas de cambio, que cesaron sus operaciones en el estado de Nueva York debido a desacuerdos conceptuales y éticos, así como a los altos costos de la licencia. No obstante, la Bitlicense se volvió un fenómeno que buscó replicarse en otros estados consiguiendo éxito tan sólo en New Hampshire y un rechazo contundente en California.

Hasta el día de hoy la licencia Bitcoin sigue generando estragos en el comercio empresarial de criptomonedas de estos dos estados. En Nueva York existen tan sólo tres casas de cambio habilitadas con licencia, un panorama que afecta gravemente los pronósticos neoyorquinos de convertirse en una ciudad blockchain luego de que esta regulación afectara el desarrollo fintech.

Patrick Murck, abogado y socio del Berkman Klein Center para la Internet y la Sociedad en la Universidad de Harvard, habló sobre el complicado tema regulatorio y las desventajas que padecen las compañías especializadas en criptomonedas en Nueva York en una entrevista para Reuters.

منبع